Historia de Torrellano

Antes de ser Torrellano esta zona que ocupa el Condado, fue conocida por L'Imore. Seguramente L'Imore provenga de un tratado de propiedad extendido, originariamente, en valenciano y que podría decir, tal cual, "LO DELS MORES". Se sabe que el "LO" es genuino de estas zonas y es un posesivo catastral que viene a significar " LO QUE PERTENECE A...".

Escudo de Torrellano
Escudo de Torrellano

Toda esta zona costera había sido morisca y hasta la expulsión de estos antiguos pobladores, debieron ser muchos los pequeños núcleos habitados por ellos a lo largo de la franja costera. La Dehesa de Campoamor, por ejemplo, se llamó "Matamoros". Y hay muchas reminiscencias que conservan el vocablo "moro" en fuentes, familias, etc.

Los tratados de propiedad se extendían en las tierras conquistadas por razones varias, pero siempre a favor de determinados señores. En algunas zonas estos tratados han dado lugar a una expresión concreta como evolución de la original. Es el caso de Mallorca, que conserva el "SON" como evolutivo de "AIXÒ ÉS", o lo que es lo mismo "eso pertenece a...": Son Ferrer, Son San Juan, etc. En Valencia en cambio ha prevalecido el "LO" como signo de propiedad: "Lo Reus", "Lo Miñana", "Lo Alvárez", "Lo Cruz", etc.

Grandes fincas como las reseñadas, fueron creándose en esta zona, por acumulación de pequeñas propiedades. Los dueños de estas grandes propiedades eran señores acaudalados provenientes de las nacientes fortunas o de los herederos de antiguos feudos. Por este cauce nació la gran propiedad formada por el señor Marqués del Boch D Arés, que también ostentaba el Conde de Torrellano. Pues como feudo de este segundo título empezó a conocerse esta propiedad entre los habitantes de los "roales" o emigrantes que llegaban en busca de jornales. Esta finca se agrandó sobre la base que formó la de "La Cañada" y dio lugar un gran "roal" a causa de que en su torno construyeron el hábitat fijo gran número de jornaleros. Este "roal" en principio se denominó "Santpere", quizás en relación con sus primeros habitantes, pero a no mucho tardar alternó esta denominación con la estricta del Condado, al amparo del cual había nacido: Torrellano.

Sin embargo, no esto sólo acaecía en la zona, si no que había otro "roal" nacía y crecía junto al camino imperial de Roma a Cádiz y más tarde conocido como la carretera de Alicante a Murcia. Desde que esto se inició, el hábitat naciente ala orilla del camino se denominó, igualmente, Torrellano, aunque después y para distinguir una zona de otra, a ésta se la denominaría Torrellano Alto, mientras que la primera sería conocida como Torrellano Bajo. Recuérdese que el nombre de Torrellano, en realidad venía a ser el del Condado.

Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.OK | Más información